Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

4 octubre, 2020

“Tocar jazz es como aprender un idioma extranjero”

El jazz y el tango solían competir en las radios argentinas en los ’40 y ’50 y más de 70 años después han vuelto a hacerlo, pero esta vez en el corazón y la música del saxofonista y cantante Bernardo Baraj.
En sus últimos álbumes, “Bernardo Baraj Jazz Trío”, “Tu alegre corazón” y “Tal para cual” salta de uno a otros de estos estilos con total naturalidad y con el sello indiscutible que ha mostrado a lo largo de su carrera.
En una entrevista exclusiva con el programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, el saxofonista y cantante repasa su carrera y detalla cómo fue que se gestó su último disco en vivo.

Mario Dobry (MD): En el estudio del saxo ¿cuánta frustración trae al principiante al inicio hasta que puede lograr emitir un sonido e irse a su casa contento de haberlo logrado algo?
Bernardo Baraj (BB): Te lo voy a explicar muy sintéticamente y dejando de lado las falsas modestias: si es estudiante estudia conmigo, resuelve muy rápidamente el problema de la emisión de la sonoridad.

MD: O sea, no sólo depende del alumno sino del que lo enseña. En este último CD que grabaron en el CCK, ¿cuál fue la idea de tipo musical ya que reúne a gente como Coltrane, Thelonious Monk y temas como los Ejes de mi carreta?
BB: En realidad, no hay una idea demasiado coherente respecto de un sentido de producción. Este es un trío que se caracteriza por tener mucho espacio para la improvisación y libertad y armamos un repertorio más o menos heterogéneo. Para ser franco, tampoco hicimos ese recital pensando en que iba a ser una grabación. Hicimos el recital en vivo para un ciclo de Radio Nacional Clásica, que grababa los conciertos en vivo y, luego, los reproducían. Cuando lo escuché, me gustó el sonido que habían tomado, ya que tenía todo el clima de la presencia de la gente y me pareció que lo que habíamos tocado estaba bueno. Así que los llamé y les expliqué mi deseo de convertirlo en un disco y, muy gentilmente, me cedieron el material y lo subimos a las plataformas digitales y se convirtió en un disco. Pero, a priori no era la idea.

Hernán Dobry (HD): Pero la idea era hacer ese recital nacido con un concepto determinado…
BB: El concepto básicamente es encontrar melodías y temas que nos resulten afín y que nos permitan la posibilidad de improvisar y de desarrollarnos en términos de improvisación, a veces individual, que nunca es individual porque siempre es colectiva. Sin demasiadas pretensiones. Es un trío que tocamos estándares de jazz moderno y un poco la personalidad queda definida a partir de la suma de esas tres individualidades.

HD: El disco es está centrado en el jazz y en los anteriores venías trabajando el tango e, incluso, tu incursión como cantante y al piano ¿en qué estilo te sentís más cómodo?
BB: Me gusta hacer las dos cosas, tanto tocar jazz que es un lenguaje que adoro, que fue el que me puso en contacto con los instrumentos que toco: el saxo, la flauta y el tango, que es un lenguaje que traigo desde la cuna, porque lo escuchaba en la radio desde que era chico. En mi barrio, Bernal, cuando era chico la gente iba por la calle silbando y cantando tangos y cuando me ponía con mi oído de pequeño al lado de una radio capilla a escuchar música, los bailables, lo que se escuchaba era tango, las grandes orquestas típicas. Tengo todo ese recuerdo. Un primo mío, mayor que yo, era fanático de Pugliesse y lo veía cómo se preparaba los sábados a la tarde para ir a bailar a la noche con sus amigos entre ellos. Todo un imaginario muy vinculado al tango que está dentro mío. Le decía a mí a mi compañera que ha pasado mucho tiempo que no hemos estado interactuando con músicos, tocando, y volví del ensayo un poco con la idea de que faltaba esta práctica y tocar jazz es como aprender un idioma extranjero, como aprender a hablar inglés. Entonces, cuando escuchás a ese músico que está hablando en inglés, pero que tiene un pequeño acento diferente, escuchás una como una diferencia desde el punto de vista de lo genuino del lenguaje que está como faltante. Le decía, canto un tango y no tengo que pensar ni aprender nada, me sale naturalmente. En cambio, cuando tengo que tocar jazz, tengo que hacer un como un pequeño esfuerzo para sintonizar con esa expresión, que algunos dicen que lo logro. Yo, que soy muy autocrítico, a veces, digo hmm. Las dos cosas me gustan por igual hacer.
Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry a saxofonista y cantante Bernardo Baraj en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *