Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

14 diciembre, 2018

“Todos podemos cantar, pero subirse y que la gente aplauda y esté pendiente de lo que vas a hacer es muy complicado”

“Cantar es un don que Dios me dio y no lo tengo que defraudar porque sólo estudié hasta primero inferior”, afirma el cantante, Néstor Fabián, en el programa “Voces y Memorias” por Eco Medios AM 1220 Mhz.
Pese a haber tenido que abandonar la escuela con apenas seis años, se ha convertido en un ávido lector y gracias a su esfuerzo se transformó en una de las grandes estrellas de la música y conformó una de las parejas más recordadas de los años ’60 y 70, junto a su esposa Violeta Rivas.
“Me enseñó a leer, un ex presidente de San Lorenzo de Almagro. Yo vendía diarios en Lima y Humberto Primo al mediodía, entraba a su pinturería y él me daba un café con leche con pebete, con manteca y dulce de leche (llegué a comerme ocho) y me enseñaba con la revista Patoruzito – recuerda -. Me gustaban los dibujitos y él me decía esto es así, y como tenía la necesidad de tomar el café con leche le hacía caso, pero me gustaba y le prestaba atención. Siempre digo por qué no habré estudiado”.
José Cotelo, como es su verdadero nombre, había quedado huérfano a los siete años y sus hermanos fueron adoptados por diferentes familias. Luego de pelearse con su hermanastro, debió abandonar la habitación del conventillo en el que vivía y salir a ganarse la vida y a buscar un lugar donde dormir.
“Comencé a vivir en Constitución, a dormir en los baños y en los vagones. Después de los andenes había vagones de carga y uno abría se metía. Había muchas personas allí y felizmente, me pude deshacer de toda esa gente porque había de toda clase – destaca -. Lo más importante era abrir puertas en Constitución, Retiro u Once, o vender diarios en el subte”.
Fue por ese entonces, que empezó a cantar serenatas a las novias por los barrios porteños desde medianoche hasta las 8 de la mañana y a imitar a “gente mayor” y a intentar hacerlo con potencia.
“En esos tiempos, no tenía sueños porque no sabía adónde iba a ir a parar. Era casi analfabeto, no tenía donde dormir; era todo al revés. Era inconsciente porque era chico – recuerda -. Llegó un momento donde ya no podía más, porque no tenía documento, ni nada, y, en aquel entonces, si te agarraba el juez de menores ibas a un reformatorio hasta los 22 años y yo temblaba y hacía buena letra en todas partes”.
Su esfuerzo y el cantar durante años en diferentes cantinas rindió sus frutos y, finalmente, tuvo la oportunidad que le cambiaría la vida, cuando un amigo lo llevó a probarse en la orquesta de Mariano Mores. Era todo un desafío ya que un tiempo antes Aníbal Troilo lo había descartado porque a su voz aún le faltaba madurar.
“Pensaba en cantar con él, con esa esa orquesta, esos músicos, me apasionaba eso. Al final me di el gusto – señala -. Cuando comencé con Mores, sus músicos me ayudaban mucho, me decían: ‘Quédate tranquilo que nosotros te vamos a seguir’”.
Pese a los años que lleva en los escenarios, Néstor Fabián sostiene que aún siente esa adrenalina cuando comienza un show, pero que luego de los primeros compases se le pasa, cuando ve la sonrisa del público.
“Es muy difícil ser artista y llegar a un escenario. Todos podemos cantar, pero subirse y que la gente aplauda, que te mire y esté pendiente de lo que vas a hacer es muy complicado”, concluye.
Néstor Fabián debutó en la música en Canal 7 en el programa “Luces de Buenos Aires” en 1961. Estuvo en las orquestas de Mariano Mores, Atilio Stampone, Osvaldo Requena, Aníbal Troilo, Roberto Pansera, Armando Pontier entre otros y participó como actor en teatro en varias comedias musicales.
A su vez, participó en programas juveniles de “La Nueva Ola Argentina” o “Sábados Continuados”. Entre sus principales discos, se encuentran: “Afectuosamente”, “Tango para la juventud”, “Amor y casamiento”, “Yo canto tangos”, “De milonga”, “Tango triste”, “Tango”, “Charlemos”, “El muchacho de Buenos Aires”, “La voz”, “Frente a la facultad”, “Contame una historia” y “Charada”.
También, participó en comedias musicales como “Buenos Aires de Seda y Percal”, “Buenas noches Buenos Aires”, en programa televisivos como “Show de cap”, “Todo Es Amor” y en películas como “Viaje de una Noche de Verano”, “Los muchachos de antes no usaban gomina”, “Viva la Vida”, “Pasión dominguera” y “Balada para un mochilero”.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al cantante Néstor Fabián en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.

2 respuestas a ““Todos podemos cantar, pero subirse y que la gente aplauda y esté pendiente de lo que vas a hacer es muy complicado””

  1. LOS FELICITO POR LA NOTA Y POR EL VIDEO
    MUY BUENO

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *