Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

11 marzo, 2022

“Tuve la libertad de poder hacer y sentir lo que quise”

Tuvo la posibilidad de ser la primera bailarina de las compañías de ballet más importante del mundo, pero prefirió abrir su propio camino y romper moldes. Junto a su compañero de aventuras, Julio Bocca, recorrió el mundo y lograron acercar la danza clásica a las masas en la Argentina.
A Eleonora Cassano, eso no le alcanzó y siguió explorando nuevos terrenos, que la llevaron a montar sus propios espectáculos en el teatro Maipo, donde mezcló lo teatral, el musical y el canto y se convirtió en una artista multifacética, que llegó a personificar a Eva Perón en un show creado especialmente para ella.

Hernán Dobry (HD): ¿Qué sentís cuando mirás hacia atrás y ves todo lo que hiciste en tu carrera?
Eleonora Cassano (EC):
Veo una carrera hermosa, tal vez inesperada. Fue inesperado todo lo que me tocó vivir, porque no estaba dentro de mis cálculos. Cuando me inicié con ocho años en la Escuela del Teatro Colón, tenía como mayor aspiración ser la primera bailarina allí. La vida y el trabajo me sorprendieron con esto: ser una figura internacional y una pareja emblemática con Julio Bocca. Juntos marcamos algo muy importante, pudimos acercar la danza a la gente. Todo eso no me lo esperaba, no lo soñé y no aspiré a eso. Veo algo muy lindo hacia atrás.

HD: Cuando uno ve la carrera de las bailarinas, suelen ser de compañía. En ese sentido, tu carrera fue bastante atípica. ¿Fue una decisión personal o se fue dando así?
EC:
Un poco se fue dando. Empecé a formar esta pareja junto a Julio, pudimos viajar por todo el mundo. Era primera figura de todos los lugares a los que iba. Estuve unos años en la compañía del Teatro Colón, pero después empecé a viajar y era difícil estar como primera figura teniendo tantas oportunidades o funciones fuera de mi país. Me convertí en una bailarina free lance y me fui abriendo de la mano de Julio y necesitando tener mis funciones, mi espacio, ser un poco más que clásico. El hecho de tener esta necesidad de hacer algo distinto fue invitando a personalidades de la danza internacional a este espectáculo “Los Grandes de la Danza”. Ahí, comenzó esta cosa de hacer algo más y, además, tuve la necesidad de ser mamá. Antes de gestar estos espectáculos nuevos, le dije a Julio Bocca y Lino Patalano que quería ser madre, que buscaran otra compañera y quedarme un poco más tranquila en mi casa para tratar de quedar embarazada. No me quedé tan tranquila, me puse a estudiar teatro y canto. Ahí, surgió un poco “La Cassano en la Maipo”, empecé a pasear en el musical, la danza teatro con “La Duarte”, que me permitió crecer como interprete, vivir cosas arriba del escenario que no había vivido. Si bien interpretar Romeo y Julieta te lleva por un lado actoral super enriquecedor, pero este era todavía más intenso. Fui experimentando cosas distintas. Una de las que más me cambió fue el hecho de ser mamá de mi primer hijo, de Tomás. Volví al escenario desde otro lugar. Había experimentado muchísimas cosas maravillosas, pero volver a bailar después de ser mamá fue distinto, estaba desde otro lugar, me importaban otras cosas. Sentía mucho mientras bailaba, pero me importaba todo lo técnico, las piruetas. Después de esto, me empezó a importar lo interpretativo, lo que sentía arriba del escenario. Ese cambio se notó en mi forma de bailar, lo hacía desde otro lugar. Siempre fui una bailarina muy atípica. Como bien decías, rompí con todo molde de una bailarina clásica y, en parte, me siento orgullosa de eso, de hacer todo lo que siempre quise. Tuve la libertad de poder hacer y sentir lo que quise, lo logré.

HD: En esos tiempos tuviste ofertas de compañías del exterior para ir a bailar en sus ballets estables ¿por qué las desechaste?
EC:
Tuve la posibilidad de audicionar en el American Ballet y quedarme, en Europa también. Mirá lo que son las vueltas de la vida, quería formar mi familia, tener mis hijos acá en el país, lo hice, lo logré y hoy en día ellos se quieren ir afuera, cosa que yo hubiese podido hacer. Quería que crecieran y se formaran con sus aspectos, sus costumbres, sus abuelos y su familia. Son cosas que ellos, tal vez ven desde otro lugar, no se terminan de darse cuenta que no es tan fácil vivir fuera de tu país, ser extranjero, que lo vas a ser por más que vivas veinte años. Los apoyo totalmente en esta decisión. Estamos en un momento del país en el que se les ofrecen pocas posibilidades a la gente joven, pero es como se están dando las cosas.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry a la bailarina Eleonora Cassano en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *