Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

16 noviembre, 2019

“Vivía el día a día tratando de sobrevivir y no tenía mucho tiempo para pensar en muchos sueños”

“No sabía qué podía hacer musicalmente para ayudar a mi familia y mi mamá me miró y me dijo: ‘Quiero un hijo feliz’. Ese es un mandato para mí”, afirma el guitarrista Luis Salinas en el programa “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
La infancia y juventud del músico estuvo plagada de carencias cuando vivía en Monte Grande y Villa Diamante, que lo llevaron a trabajar cultivando champiñones, en un frigorífico y de tapicero en Flores, entre otras mientras estudiaba el instrumento que tanto ama.
“Vivíamos pobreza, pero no miseria. Era pasar el día a día tratando de sobrevivir y no tenía mucho tiempo para pensar en muchos sueños – explica -. Me gustaba tocar y quería vivir de eso. Se fue dando. Uno tiene que pelear por lo que ama. Se fue dando tan naturalmente que no podría decir cuando arrancó mi carrera, quizás cuando cobré por primera vez”.
Si bien su madre lo apoyó siempre en su decisión de ser músico, en los comienzos intentó evitar que se dedicara a eso ya que conocía lo difícil que era esa vida, porque su ex marido tocaba el bombo, la guitarra y la armónica y no quería el mismo futuro para su hijo.
“Ella no quería que fuera músico. Otro más no. Una noche me vinieron a buscar para tocar en un cumpleaños, gustó y me llevaron de nuevo y mi vieja dijo basta y me encerró – recuerda -. Siempre fui tímido, pero estaba tan desesperado que rompí la ventana y me fui. Mi mamá sabiamente dijo: ‘A este no lo voy a parar’. Me dio la libertad que necesitaba y sabía que no le podía fallar”.
Desde ese entonces, nunca más abandonó la guitarra pese a que pasó años trabajando en otras profesiones para poder vivir. En la actualidad, se ha convertido en uno de los más reconocidos y premiados instrumentistas del país, admirado por sus colegas locales y del exterior.
“Mi vieja me decía siempre: ‘Nunca digas que elegiste la guitarra, cuando eras muy chiquito tirabas todos los juguetes y lo único que acomodabas era una de plástico chiquita’ – resalta – Nací en Monte Grande, me crié en Villa Diamante y después viajé por treinta países tocando con gente que nunca me hubiera imaginado, es más de lo que podía soñar, me dejé llevar haciendo lo mío lo mejor posible”.
Este amor por la guitarra se lo debe a su padre, con quien se dio el gusto de grabar unos chamamés hace unos años, acompañado de su armónica que le había regalado Hugo Díaz, cuando era chico.
“La música viene de ahí. Él siempre me decía: ‘Hay que respetarla’. Hay una diferencia entre decirle a una mujer ‘quiero verte’ a ‘necesito verte’. La música es fuerte cuando necesitas tocar. Hay que vivirla y desde ese lugar es difícil explicar lo que te pasa cuando tocás”, destaca.
Esa pasión la demuestra en cada uno de sus shows, en los que últimamente comparte escena con su hijo Juan, quien pasó de tocar la batería a seguir los pasos de su padre y dedicarse a la guitarra.
“Cuando uno empieza a tocar y se deja llevar por la música es un momento maravilloso, ahí ya no existe nada. Hay una diferencia de cuando vos llevás la música y cuando ella te lleva a vos. Cuando eso pasa, es un momento único e irrepetible, me siento en el lugar y el momento indicado”.
Además de ser considerado uno de los mejores guitarristas argentinos de la actualidad, Salinas también ha incursionado en el canto, aunque le gusta decir que es un accesorio para su música, que lo acompaña en algunos momentos de sus composiciones y shows.
“Me gusta cantar, es un complemento que tengo. Para los que somos medio tímidos, la guitarra la ponés adelante y podés cantar con ella. Me siento un poco más seguro con ella adelante. Admiro a la gente que no es tímida, que arranca y se manda, yo necesito la viola.”, concluye.
Luis Salinas compartió experiencias con Adolfo Ábalos, Horacio Salgán, Jaime Torres y María Graña dentro del folclore y tango. También, ha tocado con Tomatito, B.B. King, Hermeto Pascoal, George Benson, Paco de Lucía, Scott Henderson, Chucho Valdés, Dave Holland, Lito Vitale, Chico Novarro, Chango Nieto, Chango Farías Gómez, Mercedes Sosa y Dino Saluzzi, entre otros
Fue jurado en el Festival de la Habana junto a Michael Legrand y, además, participó en 2012 en la “Cumbre de guitarras” realizada en Santiago de Chile junto al estadounidense Scott Henderson.
Entre sus discos se destacan, “Salinas”, “El Guitarrazo”, “Solo guitarra”, “Rosario”, “Música argentina”, “Ahí va”, “Salinas y amigos en España”, “Muchas cosas”, “En vivo en el Rosedal”, “Clásicos de música argentina”, “Luis Salinas en vivo”, “Sin tiempo” y “El tren”.
Ha recibido numerosos premios como el Gardel, el Konex de Platino al mejor solista instrumental. A su vez, fue declarado Personalidad destacada de la cultura por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al guitarrista Luis Salinas en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *