Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

21 marzo, 2022

“Vivimos en una época en la que hacen falta las proezas”

La creación artística pertenece al universo ilusorio de las pasiones. Nada más audazmente loco que concebir un número de canciones para expresar los motivos que llevarán a un músico, a un poeta, a cometer el difícil y complejo trabajo de plasmar una obra y presentarla a la crítica, y el placer de los otros, y recibir el padecer, su aceptación.
Uno sabe que al final del proceso artístico, el éxito de una obra es parte de ese artilugio que es la suerte. Tanto afán para saber que todo pende del hilo de lo fortuito. Sin embargo, un artista de raza no se dejará amilanar por estas circunstancias de camino y seguirá bregando como un gato solitario en el desierto.
Darío Jalfin es un artista, productor, músico, letrista y cantante, que persevera con la producción de su nuevo álbum de otras canciones, que ha dado en llamar “Una proeza”.

Mario Dobry (MD): Siendo “Una proeza” un esfuerzo mayúsculo, tanto para nosotros y para lo que es lo socialmente aceptable. La proeza, la actitud de ir adelante, ¿qué significa para vos esta obra de ocho temas?
Darío Jalfin (DJ):
Tiene un doble significado, por un lado, el que es más literal. Este disco está atravesado por la pandemia, fue concebido, producido, grabado durante ese tiempo y fue una necesidad de ir para adelante, seguir haciendo cosas y desarrollar mi obra. Había un desafío grande, conectar con artistas, había decidido hacer que en cada tema un invitado especial participara conmigo. Esto le daba un carácter épico. Algo que en otro momento hubiese sido más simple de construir, de repente tenía una especia de situación contracorriente. Por un lado, está este sentido más literal de lo que fue para mí tener que enfrentar la adversidad, tener que ir para adelante con un proyecto que tal vez no era el más apropiado o relacionado con una zona de confort. Por otro lado, la canción homónima del disco, “Una proeza”, que canta conmigo Kevin Johansen lo expresa: vivimos en una época en la que siento que hacen falta las proezas, un impulso especial para ir contra la corriente. No es solo lo que me pasó haciendo este disco, sino en una cosa más general. Vivimos en un mundo donde todo viene dado, donde las redes sociales todo el tiempo nos están marcando una especie de agenda cultural, de consumo, formas de ser, sobre todo en los más jóvenes. Como dice la canción, es necesaria una proeza, es necesario saltar esa barrera que nos impone tanta disponibilidad, posibilidad de consumo, cosa inmediata, eso que en un punto pareciera que no requiere de nosotros. Qué importante es cuando aparece un colectivo y un proyecto yendo para adelante y volteando ese obstáculo.

Hernán Dobry (HD): Pareciera que es más de una proeza, porque la pusiste dos veces en el disco, con versiones diferentes, ¿por qué esta decisión?
DJ:
Fue fortuito, pero ahora que lo veo como obra me gusta ese refuerzo. Si algo tenía que sostener el concepto del disco, es esto que estábamos hablando. Después, la canción que es, de alguna manera, punta de lanza de las otras, es que la tenía compuesta antes de las demás. Luego, pasó algo muy concreto, Kevin vino a grabar, una de las pocas cosas que grabamos juntos, y no fue una colaboración a distancia, pasó que como una proeza es una canción muy enrevesada, tiene un ritmo irregular, acordes raros, un poco disonantes. Buscaba remarcar con la música esto que charlábamos. Empezamos a trabajarla en el piano y me dijo: “Esto está buenísimo así, me encanta trabajarla, pero que bien que queda tocándola así en el piano”. Así fue como en el momento decidimos tocar una versión de piano. Él había traído varias ideas para trabajar la voz, para armonizar, lo que podía y no hacer para de alguna manera dosificar, saber que iba mejor con la propuesta que él traía a la que está en el disco. Decidimos que otra voz que usaba para armonizar quedaba con esta otra versión, era como un cierre. Estoy muy contento de que esa cosa espontanea quedara materializada.

MD: Dentro de la proeza me gustó el desarrollo, la poética de la letra, al contrario de lo que nosotros vemos, que lo medios facilitan, unen, nos llevan y divulgan. Sin embargo, a través de la canción todo eso se transforma en una valla que debe ser saltada, para realmente entrar en el proceso creativo. Eso que todo lo difunde, llega y da, también termina comiéndome a mí mismo y quedándome vacío, como para no poder hacer algo. Sentí que esa era la proeza que ustedes llevaban a través de la letra, ¿es algo así lo que ha significado la letra?
DJ:
Hace falta en este mundo de hoy saltar esa valla, relanzar la subjetividad. Queda un poco borrado en esta cosa de la inmediatez, el consumo, no tener que hacer nada. Venimos de una tradición, teníamos que hacer varias cosas para acercarnos a una música, un libro. Todo dependía de un impulso, un movilizarse a un lugar que hoy no pareciera que fuera necesario. Daría la sensación de que el mundo puede cerrar en esto, estar conectado a través de las redes, consumir cosas que tenemos al alcance de la mano. Lo subjetivo puede quedar desdibujado. La proeza es relanzar la idea, ir adelante con un proyecto, a mí me pasa no solamente haciendo un disco o una canción, sino con otras cosas en mi vida en las que se pone en primer plano lo subjetivo y la construcción a partir de las subjetividades. Esto lo siento como una ruptura en este momento, es muy loco, porque pareciera que es disruptivo algo que traemos en el ADN. Es un aporte importante desde las generaciones que no son las de jóvenes de hoy, tenemos un montón que aportar. La canción dice algo: “es una avance o un retroceso”, de alguna manera es un avance, nosotros podemos conectarnos virtualmente y es una maravilla que así pueda, pero ¿qué trae aparejado este avance? ¿qué trae esta nueva cultura? ¿cuánto se va volviendo necesario el contacto real o la expresión personal? Es una manera de no quedar fagocitados de esa red infinita, es lo que dice la canción, es como ser rehenes de esa red. Siento que ahí existe una gran posibilidad, sostener esos valores que pueden complementar lo que está pasando.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry al pianista Darío Jalfin en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *