Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

4 marzo, 2022

“Volver en el tiempo cuando estás bien y tenés buenos recuerdos es una cosa muy sana”

El guitarrista Antônio Pecci, “Toquinho”, es un símbolo indiscutido de la música popular brasileña (MPB), título que se lo ha ganado a fuerza de demostrar que era mucho más que el compañero de ruta del poeta Vinícius de Moraes, con quien tocó durante una década.
Sin embargo, eso no implica que reniegue de su pasado. Todo lo contrario, vuelve a recrearlo una y otra vez, pero siempre con una nueva variante. En esta oportunidad, festejará junto a sus compatriotas María Creuza y Camilla Faustino los 50 años del concierto y el álbum que grabó junto a De Moraes en el bar La Fusa, con un show sinfónico el 1 de abril en el teatro Gran Rex, que tituló “El arte del encuentro”.

Hernán Dobry (HD): ¿Qué sensación le provoca volver a recrear esos tiempos?
Toquinho (T):
Son 50 años de esa grabación irresponsable que hicimos en la Fusa con Vinícius de Moraes. La improvisación prevalecía en ese entonces. No era un proyecto, era una improvisación y casi un disco documento. Después, tuvo una dimensión inexplicable en todo el mundo. Donde voy siempre está. Es uno de los que más tiempo quedó en catálogo en Brasil. Fue increíble. Tiene una verdad muy grande y esas imperfecciones técnicas muestran toda la humanidad que trae. Conmemorarlo es muy divertido y emocionante.

HD: ¿Qué diferencia hay entre esa grabación de hace 50 años y el clima que rodea hoy el volver a juntarse?
T:
La situación es muy distinta, todos nosotros éramos jóvenes, muy jóvenes. Tenía 23 años. Todo eso era una cosa nueva que estaba empezando. Era todo muy divertido e irresponsable. Vinícius no está, pero está en la memoria de todos, en el escenario con nosotros, en la música y la idea, en la unión con María Creuza. Es distinto porque es una constatación de todo esto que fue esta trayectoria del disco. Evidentemente estamos ahí con todo lo que vivimos, con 100 años de vivencias, 50 de ellas y 50 míos. Ella está más tranquila, pero le gusta mucho recordar ese momento que fue muy importante para ambos y donde fue el nacimiento de esa unión que duró diez años con el poeta Vinícius.

HD: En esa época, iban siempre a comer a Edelweiss donde se encontraban con Aníbal Troilo, Astor Piazzolla, Amelita Baltar, muchos de los cuales ya no están. ¿Cómo se siente al volver a hacer esto cuando todo ese Buenos Aires ya no existe más?
T:
No soy una persona nostálgica, no vivo del pasado. Agradezco siempre el privilegio que tuve de tan joven de convivir con esa gente. Baltar, Pichuco, Piazzolla y Mercedes Sosa con su marido. Era una atmosfera donde conocía a personas con esa juventud tan grande que tenía. Tengo que agradecer por haber vivido ese tiempo y cuando voy como siempre allí. Está todo igual, es increíble. Veo a los mozos viejos que están ahí y recuerdo la atmosfera, no con nostalgia triste, sino buena. Recordar, comer la milanesa con ensalada, el gusto y la atmosfera de la casa me hace muy bien. Volver en el tiempo cuando estás bien y tenés buenos recuerdos es una cosa muy sana. Es poner el pasado para disfrutar al presente. Los veo a todos, a Vinícius, a Pichuco, a Piazzolla, a Baltar, pero de una forma muy buena y sana.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al guitarrista Toquinho en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *